Thursday, May 14, 2009

Rindiéndose a la vida

Hay veces en la vida que uno cree que tiene el control total de ella.
Creemos que nada puede quitarnos lo que hemos ido alimentando y aprendiendo para nuestro futuro, estamos tan ocupados por conquistar el mundo que no nos damos cuenta que somos tan frágiles como una paja al cual se puede pisar, quebrantar y muchas veces destruir.
Gastamos tanto tiempo en dejar nuestra huella que perdemos el camino y al querer retornar nos es tan difícil escapar del sufrimiento que nosotros mismos nos causamos.
En ese camino de regreso en busca de uno mismo caemos y levantamos.
Que hay cuando el cuerpo se rinde?
Las fuerzas se agotan?
Mientras vives aprendes, sueñas, ríes, aprendes, lloras, tanta gama de sentimientos.
Que hay de aquellos que no quieren volver a sentir tristeza ni felicidad?
Simplemente han olvidado la causa del querer levantarse cada día.

1 comments:

Nerea said...

Fantastico blog. Te seguire a menudo

Post a Comment